Pastel de Salmón

Domingos de primavera…

4

Hoy el día promete: domingo, sol, buena temperatura… un día perfecto para compartir en familia/amigos desde el principio, con un rico desayuno y su sobremesa (cosa que solo puedes hacer en estos días) quedar con los amigos para el aperitivo, ir a visitar algún familiar o amigo, dedicar algún tiempo a nosotros… y terminar con una gran comida rodeada de tu gente, de esas que sabes cuando empiezan pero no cuando acaban, y que incluso se pueden alargar hasta la cena. Sí, hoy es uno de esos días, uno de los de ¡disfrutar porque sí!

Con todo esto en mente, hoy os propongo un plato muy colorido, de salmón con patata y boniato, ya que estamos en primavera. Podéis dejarlo preparado, listo para calentar más tarde, y así pasar más tiempo con los vuestros, o también podéis disfrutar preparándolo, si sois del sector cocinillas de la casa, porque en la cocina es donde se fabrica la felicidad.

La receta de hoy es rica y sencilla, como siempre, aunque la elaboración nos va a llevar un poco mas, pero merecerá la pena.

14

***

Ingredientes  (4 personas)6

750 gr de patatas (4 patatas medianas)

400 gr de salmón limpio

250 gr de boniato (1 boniato grande)

1 cebolla

150 gr de guisantes

2 huevos

3 dientes de ajo

250 ml de nata liquida

125 ml de vino blanco

Eneldo

Aceite de oliva

Sal&pimienta

Ralladura de limón (opcional)

***

Elaboración

Empezamos preparando todos los ingredientes: pelamos las patatas y las troceamos en láminas finitas, de unos 2mm de grosor (si tenéis una mandolina os será muy útil), y las reservaremos en agua para usar después. Este mismo procedimiento lo haremos con el boniato. Intentar escoger unas patatas y boniato con una forma homogénea para que la presentación final quede más bonita. También preparamos el salmón, le quitaremos la piel y revisamos por si tiene alguna espinita ,y lo cortaremos en daditos de unos 2cm (no hace falta ser muy precisos, pero que sean mas o menos del mismo tamaño).

A continuación, pelamos y cortamos los ajos en láminas, y la cebolla en juliana. Ponemos una sartén grande al fuego con un par de cucharadas soperas de aceite de oliva. Cuando el aceite este caliente echaremos los ajos, y cuando empiecen a soltar su aroma añadiremos la cebolla y un poco de sal, dejamos pochar unos minutos. Mientras, escurrimos bien nuestras patatas laminadas, antes de añadirlas a la sartén, intentando que queden bien distribuidas, sal&pimentamos, cubrimos con una tapa y fuego medio-bajo, dejaremos todo cocinando y sin mover, pero vigilando que no se peguen, hasta que las patatas cojan un aspecto transparente. Cuando las patatas estén a media cocción añadiremos el vino a la sartén y dejaremos que evapore todo el alcohol, cubrimos de nuevo y las dejamos cocinar a fuego bajo otro poco. Cuando estén casi hechas las retiramos del fuego y las reservamos en una fuente.

En la misma sartén que hemos hecho las patatas salteamos el salmón, con el fin de aprovechar todo el sabor. Simplemente le daremos un par de vueltas, no queremos cocinarlo. Y reservamos.

Con el boniato haremos un procedimiento similar al que hemos hecho con las patatas, pero este lo cocinaremos solo, queremos aprovechar su color naranja en nuestra presentación. Lo colocaremos bien extendido en una sartén a fuego medio-bajo hasta que las láminas estén medio cocinadas, es decir, al dente. Y reservamos.

En un bol, mezclamos los huevos y la nata, sal&pimentados. Y reservamos.

Ya tenemos todos nuestros ingredientes preparados, ahora solo queda montar el plato. Cogeremos una fuente de horno mediana, la untamos con aceite o mantequilla, y colocaremos nuestro ingredientes distribuidos en unas 5 capas: la primera capa, y la que será la base, la haremos usando algo más de 1/3 de nuestras patatas+cebolla, a continuación, colocaremos la mitad del boniato. En el centro pondremos el salmón, bien distribuido, los guisantes, eneldo y sal&pimentamos. En este punto, a mi me gusta verter la mitad de nuestra mezcla de huevos y nata. La cuarta capa la haremos de patata, y para la última usaremos la otra mitad del boniato y la patata restante (intentar dejar las rodajitas mas monas). Vertemos la otra mitad de la mezcla de huevo y nata, y listo para ir al horno.

Pre-calentaremos el horno entre 180 ºC – 160 ºC. Introducimos nuestra fuente en la mitad del horno aproximadamente, y la cubrimos  por lo menos los primeros 20min para evitar que se nos quemen los bordes de las patatas y el boniato. Lo dejaremos hornear entre 30min – 45min. Yo introduzco otro recipiente con agua caliente, en el horno, junto con nuestra receta, para que aporte humedad.

*Para los que estáis a dieta o para los que simplemente os gusta cuidar un poco la línea, podéis sustituir la nata líquida por leche evaporada que contiene menos grasas. (con la nata queda más cremoso).

**También podéis combinar pescado: con salmón+bacalao o salmón+merluza también quedaría muy bueno.

2

7

Disfrutar, en compañía, siempre mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s